domingo, 29 de mayo de 2016

Menos Arrepentimientos

"Todos nos vamos de esta vida con arrepentimientos, así que procura irte con los menos posibles" - Hebert Gutiérrez Morales.

X-Men: Apocalypse.

            En realidad no debería estar escribiendo sobre esta película ya que no está a la altura de “First Class” ni la de “Days of Future Past” sin embargo, gracias a momentos que me llegaron o me hicieron reír, es que escribo de ella. Aunque, también, publico esto para expresar mi sentir de todo lo que pudo haber sido mejor, ya que las dos películas anteriores exigían que ésta fuera igual o mejor que ellas.

            Cuando leí las reseñas me preocupé un poco ya que en general, dijeron que era la peor película de la familia de los Mutantes de Marvel, sin embargo creo que esa crítica es injusta, ya que el filme es bueno, pero no extraordinario como lo fueron las dos pasadas entregas, es por eso que te queda un sabor de boca un tanto amargo: por la alta expectativa que generaron las previas.

Y sólo para cerrar este comentario, PARA MÍ, la peor película (o la menos buena) de la Saga Mutante fue la de X-Men 3 (o X-Men: The Last Stand), la cual me gustó pero ha sido la de menor calidad hasta ahora.

            Spolier Alert: Voy a destripar la trama con lujo de detalles, así que si no la ha visto, no siga leyendo. Ahora voy a intentar una nueva estructura al analizar el filme, ya que lo haré por los personajes sin algún orden en particular.

            Freak Alert: ¡Ah! Y para las personas “normales”, entiéndase la gente que no es Friki, debo de advertirles que ahora sí voy a verme muy fan y voy a sacar comentarios dignos de un chamaco hormonal de 17 años aficionado a los comics, pero es culpa de los argumentistas, no mía, por tener tantas fallas de continuidad, congruencia, sentido común y demás.

            Magneto

            Lo que me gustó
            El buen Erik Lehnsherr siempre ha sido de mis personajes favoritos y comulgo más con su visión de la realidad mutante que con la de Xavier. La situación de su familia en Polonia me encantó, le dieron un trato muy humano y me pareció genial todo, desde su felicidad hasta su desgracia.

            Toda la escena de la muerte de su esposa e hija, así como cuando va a vengarse a la fábrica, me daban la esperanza que la historia iba a ser igual de buena que las dos anteriores. Por el dolor de Magneto  me pareció adecuado cuando Apocalypse lo reclutó, ya que era natural (y hasta necesario) que se vengara de la (maldita) humanidad.

            Lo que no me gustó
            ¿En serio? Unas simples palabras de Mystique ¿Y ya está? ¿Con eso supera Magneto el dolor de su familia? ¿Renunciar a su sueño de un mundo en donde rijan los mutantes? Sé que Xavier es su amigo, pero hasta la lagrimilla que se le salió se vio muy exagerada.

 Y ni para decir “Fue el mejor puto discurso que escuché en mi pinche vida” en realidad fueron unas palabras desangeladas de Jennifer Lawrence. Y aquí no sé si fue error de dirección o falta de interpretación, porque la chica es muy capaz de conmoverte pero, en definitiva, con el discurso para sensibilizar a Magneto se quedaron MUY cortos.
            

            Mystique

            Lo que me gustó
            Empezando por la minifalda con la que salió en la antigua Alemania del Este, es un (Hentai) Fan Service que se agradece H_H. Ya en planos más serios, Mystique empezó algo discreta en el Filme y terminó a tambor batiente (exceptuando el fiasco de discurso ya referenciado).

            En especial me gustó la adoración y admiración que le expresan el resto de Mutantes, cuando los jóvenes le dicen que ella fue su inspiración para aceptarse fue un momento muy bonito (ése sí me sacó una lágrima). O cuando Jean Grey le pregunta si tuvo miedo la primera vez y Raven se quita la máscara de ruda y se muestra empática con los chamacos al contarles de su primera misión. Ese aplomo le vale al final ser la lideresa de Campo del nuevo grupo de X-Men, muy merecido.

            Me encanta cómo pone en su lugar a Xavier con su discurso de que “El hecho de que no haya guerra no quiere decir que estemos en paz”, así como que “El que sean diplomáticos no quiere decir que nos hayan dejado de temer” al referirse al trato de los humanos hacia los mutantes.

            En sí me gustó que Mystique por fin tiene un hogar o, mejor dicho, regresa a su hogar, pero ya siendo ella, sin esa carga de aceptarse tal cual es. Y eso se me grabó mucho cuando le dijo a Cyclops “No reprimas tus poderes, ¡acéptalos!”, un mensaje más relevante al provenir de ella que tantos años ha negado su físico.

            Lo que no me gustó
            A pesar de tener muchos momentos relevantes en la historia, sentí que no aprovecharon el talento de Lawrence: o ella no fue constante o no la dirigieron bien, y no sólo me refiero al Speech con Magneto, ya que la sentí floja durante lapsos de la película.

Además, otro error de congruencia: tantos años fuera de la Mansión y, por el simple pretexto de Magneto, regresas así como así, tan fácil, sin ningún remordimiento ni impedimento. Siento que los argumentistas fueron muy simples o muy ingenuos, les faltó mucha visión o creatividad.

            Jean Grey

            Lo que me gustó
            Me he prometido no ver la serie hasta que no acabé los siete libros de “Game of Thrones”, sin embargo, no puedo aislarme del todo y el hecho que Jean Grey sea Sansa Stark le da un bonus conmigo (aunque siempre sea medio Sonsa la Sansa).

            Lindo detalle cuando ayuda a Wolverine a tranquilizarse.

Me gustó el trato de fenómeno que le dan ¡Dentro de la misma escuela de Xavier! ¿En serio? Eso sí fue un detalle novedoso que reconocerles a los argumentistas.

            De lo mejor de la historia fue que sacaran lo de Phoenix desde esta entrega, y cuando el Profesor X le dice “Libera tu poder” y ¡Madres! Le parte todo su queso a Apocalypse; es uno de los momentos más chidos y emocionantes de todo el filme.

            Al parecer van a hacer un Reboot de la saga de Dark Phoenix, así que veremos si ahora sí, la saben aprovechar.


            Lo que no me gustó
            ¿O sea? ¿En serio Jean? Cuando conoce a Cyclops y dice “No hay mucho que ver” ¿Una reina de belleza menospreciándose? No resulta real ese ataque de inseguridad adolescente cuando estás tan guapa, un detalle poco creíble y hasta de sobra.
            
            De Jean tengo pocas quejas, y no le achacó ese comentario de que “El Retorno del Jedi fue la peor película de Star Wars”, ésa fue de los argumentistas que, queriendo ser chistosos al reflejar diálogos de adolescentes pendejos (o sea, normal), no lo fueron. Por lo menos a mí, me cayeron mal.


            Quicksilver

            Lo que me gustó
            ¡Ah! El buen Pietro Maximoff, desde la película pasada me encantó el planteamiento más relajado o “cool” que hicieron del personaje, a diferencia del Cómic en donde suele ser un pelmazo, impulsivo y que te caga su personalidad.

            La escena cuando rescata a toda la escuela es inverosímil pero MUY divertida, igual y no era necesaria hacerla tan larga ni detallada pero, como fan, agradeces la misma porque te regala muchas sonrisas.

            Aunque sólo sacó bastante dolor, me gustó la putiza que le acomodo a En Sabah Nur, fue muy divertido. Así como cuando le explica a Mystique como es que Magneto es su padre (muy buena puntada).


            Lo que no me gustó
            Otro detalle de lo más pendejo ¿A ver? ¿Qué gana Pietro al no decirle a Magneto que es su hijo? Ya lo tienes ahí, lo puedes convencer de manera más contundente a que te ayude a salvar al mundo y, en vez de eso, sólo le dices “Yo también estoy aquí por mi familia" ¿Es neta? Yo si hubiera sido Maggie (como cariñosamente le llama Wolverine al amo del Magnetismo) lo hubiera mandado a la chingada ¡por mamón!

            Sale, no se lo dijo porque estaban en batalla, ¿Y por qué no se lo dice ya en la Mansión? Ya todos son amigos y no hay pedo con decirlo ¿Qué chingados ganas con que Magneto no sepa? No hay una explicación lógica para ello.

            ¡Ah! Y tampoco me gustó cuando Apocalypse le rompió la pierna (¡Ouch!) Como corredor mi dolor fue doblemente empático.

            Cyclops

            Lo que me gustó
            Cuando involuntariamente le da su merecido al Sujeto que lo quería madrear en la escuela. ¡Y ya!

            Lo que no me gustó
            Teto, teto, teto,  por más que quisieron hacerlo más alivianado, Cyclops siempre será un personaje bastante Soso, por lo cual me sigue pareciendo inexplicable que Jean lo prefiera a él sobre Wolverine. Que la chica se quede con el Teto en lugar de con el Rudo no sucede en la vida real, sólo en los X-Men y en los Juegos del Hambre.

            Me gustaría criticar la actuación del que encarnó a Scott Summers, pero como el personaje es tan aburrido, tan parco y tan poco interesante, no sé si hizo un trabajo excepcional personificándolo o echo la hueva en el set que, a final de cuentas, dio el mismo resultado.

            ¡Ah! ¿Y por qué no le sigues dando su chinga a Apocalypse? ¿Desde cuándo necesitas pestañear un poco para “lubricar” tus ojos o descansar? ¿No se supone que es un poder incontrolable y sólo debes apuntar a tu objetivo? Ésa se la debería achacar a los guionistas, pero me cae mal Cyclops, así que se la voy a achacar a él ;-).


            Apocalypse
            
Lo que me gustó
            La Escena inicial está bien realizada, producida y  lograda. También me gustó que llevara a Magneto a Auschwitz y lo destruyeran, ya que le recordó al amo del Magnetismo lo que la humanidad ya le había hecho desde su infancia.

            Lo que no me gustó
            En teoría estamos hablando del mutante más poderoso de la tierra, alguien que es prácticamente imposible de contener, ya no digamos derrotar. ¿Entonces? ¿Por qué tan timorato? ¿Por qué esconderse? ¿Por qué tanto sigilo? Se supone que no le teme a nadie, y mucho menos a los humanos.

            Es ilógica la mesura y discreción con la que se maneja Apocalypse, se supone que es un Dios en la Tierra, ¿Por qué no se comporta como tal? De hecho su presencia no impone, no te intimida, no te transmite nada.

            Sólo en la pelea con Xavier muestra su forma gigantesca que lo caracteriza ¿Por qué no antes? ¿Acaso se le acaba el poder? ¿No que es prácticamente invencible e invulnerable?

            Apocalypse pudo haber sido un gran villano, pero fue desperdiciado de manera grosera, si se hubieran basado más en el Cómic, sin duda hubiera sido mejor película, pero cuando el Malo es tan mediocre, es difícil sacarle jugo a los demás, y más con guionistas tan chafas.

            Xavier

            Lo que me gustó
            Cuando lo poseyó Apocalypse en Cerebro, fue su mejor escena. ¡Ah! Y sus peinados están chidos.

            Lo que no me gustó
            De no existir Cyclops, creo que el X-Men que más me cagaría sería el Profesor X, lo cual demuestra el buen trabajo que hizo Matthew Vaughn con el guion de las pasadas dos entregas, porque hasta hizo que amara a Xavier, sin perder su esencia. En esta ocasión regresaron al bonachón Charles, ése que no sabemos si con sus acciones acaba por perjudicar más a los mutantes que pretende ayudar.


            Detalles fueron muchos, pero sólo voy a mencionar dos.

            Cuando Cyclops destruye el árbol que plantó su abuelo ¡se ríe! Digo, sé que no fue culpa de Scott, y que intentas ser empático, pero resulta poco lógico que te regocijes porque destruyeron un árbol que, en teoría, significaba tanto para ti (otro punto malo de los guionistas que se lo voy a achacar al personaje). Digo, si quieres ríete, pero no cuentes la historia del árbol, porque hace que la risa (o la historia) se vea poco creíble.

            Otro detalle fue al dar el mensaje de En Sabah Nur a todo el mundo y al final dice “Y los que tienen poderes protejan a los que no los tienen”. Me cayó tan mal Xavier, me recordó cuando mi madre nos decía “convivan como familia” y por eso me cae tan gordo el Profesor X, ¡Por bonachón y crédulo! Pudo haber dicho: “Estamos en el Cairo ¡Vengan por nosotros!” ó mandar al mundo una imagen de los X-Men ayudando a la humanidad ó incluso pedir a mutantes y humanos unirse por un bien común, pero eso de “protejan a los débiles” fue la mamada más cursi e ilógica que pudo haber dicho Xavier, sobre todo después de lo que había dicho antes. Primero los amenazas de muerte y luego les dices que “se quieran como hermanos”, cualquier en su sano juicio te tiraría a loco.


            Es más, me cayó tan mal Xavier, que en la cinta anterior comprendes por qué le borró los recuerdos a Moira, en la actual lo encuentras ilógico y hasta estúpido. Es notorio cómo cambia la percepción que te da la misma acción, del mismo personaje, según el planteamiento y actitud que se dé del mismo.

Havok

Lo que me gustó
Alex Summers luce más cómodo en esta entrega, más relajado y a gusto con su existencia, sus intervenciones fueron muy atinadas, muy frescas, muy divertidas y hasta heroicas. Fue breve su participación, pero fue de mis personajes favoritos.

Lo que no me gustó
Que lo mataran y de forma tan absurda. Ahondaré  en el tema más adelante.

            Psylocke

            Lo que me gustó
            Elizabeth Braddock siempre ha sido de mis mutantes favoritas, por lo que amo todo de ella: su traje, su cara, sus piernas, su busto, sus . . . ejem . . . . H_H. . .bueno, como dije, me gusta TODO de ella.

            El simple hecho que saliera en esta película fue un deleite para mí, además tuvo participaciones relativamente buenas y congruentes, así que no hay mucho que quejarse.

            Lo que no me gustó
            Para mí, Betsy no fue explotada en su totalidad, pero si no aprovecharon al villano principal, ¿qué puedo reclamar de sus Jinetes? Psylocke es un personaje más sensual, más arriesgado, más inteligente y más audaz. Aunque ciertamente está buena (H_H) no sé qué tan buena sea (como actriz) Olivia Munn, pero con esa dirección tan tibia y ese guion tan cojo, es difícil saber qué tan buen trabajo hizo la novia de Aaron Rodgers al interpretar a la telepata inglesa.

            Storm

            Lo que me gustó
            Ororo Munroe es otro de mis personajes favoritos, y de las mejores libradas en esta entrega. Tal vez porque no soy fan de Halle Berry, pero me gustó el cambió de actriz que hicieron, ya que Alexandra Shipp hizo un gran papel.

            Me gustan las motivaciones e ideales de Tormenta, su manera de manejarse, de pelear y de llevar sus valores. En especial me gustó su lealtad a Mystique, porque a veces no importa la persona que admiramos, sino la idea que nos regala y el sentimiento que nos inspira a ser mejores.

            Lo que no me gustó
Ciertamente no fue de las principales y, como todo el equipo de Apocalypse, fue poco aprovechada pero, la poca participación que tuvo fue relevante y bien llevada.

             “Y todos los demás” (Como dirían en la Isla de Gilligan)            

            Nightcrawler: Muy bien realizado, aprovechado y lúcido, definitivamente de los que mejor parados salen en el filme. Sus diálogos son breves pero congruentes, incluso divertidos.

            Beast: En las entregas pasadas tuvo su buena exposición, así que lleva bien su papel secundario en esta película. Poco que reclamarle porque fue poco lo que resultó relevante.


            Moira MacTaggert: Desde mi perspectiva, se la pudieron haber ahorrado y no pasaba nada. Personaje secundario que no aportó mucho y que hasta ridícula se vio en su escena de introducción (comentare su caso más adelante).
           
Archangel: Como todo el equipo de Apocalypse, fue bastante desperdiciado, sus diálogos son escasos y poco relevantes. Igual y le hubieran sacado más si explotaban su faceta como rico empresario.

            Aciertos de la Película

A)    Hubo detalles muy bien logrados de la producción, como la ambientación en antiguos países comunistas (Polonia o la Alemania del Este), así como la perfecta escenificación de 1983 (con el cuarto de Quicksilver, el Mall, o los autos).


B)    Creo que de las mejores secuencias fue el breve Crossover que hicieron con la historia de Weapon X, la verdad me gustó bastante. Fue bien montado, el escape de Wolverine bien llevado y el que Jean le devolviera algo de su humanidad fue la cereza en el pastel. Ése fue un detalle que ayudo a levantar el Rating del filme, porque Wolverine siempre será garantía.

C)    Algo que me gustó mucho, aunque haya sido ficción, es que destruyeran el campamento de Auschwitz, el cual me parece que debió ser destruido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial pero que sigue en pie. Pero en fin, ya traté ese tema en otro ensayo y lo retomaré de rebote cuando escriba (algún día) de mi visita a Hiroshima.

D)    Las alas de Archangel fue un acierto resumirlo de manera tan creativa, práctica y sin mayor explicación, se ahorraron mucho tiempo y le ahorraron al Sr. Worthington III años de terapia porque se las extirparon (esto en el comic). Así Archangel es más “feliz” con su estado actual y un poco menos amargado.

E)     A todos nos gustan los finales felices y, aunque sea irreal, que el mundo sea color de rosa siempre resulta reconfortante. Entre las escenas que componen este final se encuentra la reconstrucción de la Mansión X, por parte de Magneto, Jean Grey y (creo) Tormenta, lo cual da una imagen muy padre. Por otro lado, para el cierre, la secuencia en donde Mystique es la entrenadora de los nuevos X-Men, resulta muy chida, en especial cuando enfrentan a los Centinelas en el Cuarto del Peligro.


Pecados del Guion

Magneto timorato
Claro, Erik se va a rendir ante un puñado de hombres inexpertos y armados con flechas de madera (que al final mataron a su familia). Si lo que quería era huir, perfectamente podía inmovilizar el hierro en sus cuerpos mientras sus chicas regresaban a casa tranquilamente y escapaban o, poniéndonos más rudos, los hubiera matado desde un principio con el collar de su hija o el anillo que traía. Magneto ya sabe cómo son los humanos ¿y de buenas a primeras va a confiar en ellos? ¿Con su familia de por medio? Bastante ilógico y absurdo.

La Imparable Moira
Por más agente de la CIA que seas, y por más tercer mundo que sea Egipto, resulta inverosímil la facilidad con la que Moira MacTaggert se mete a la cueva en donde veneran a En Sabah Nur. Desde que entra al Restaurante sin que nadie reparara en ella, la putiza tan “violenta” que le metió al guardia para que perdiera el sentido tanto tiempo, que nadie de los Acólitos de Apocalypse reparara en su presencia, ni en la luz del sol que entraba por las escaleras.

En fin, una escena por lo más ridícula, además ¿Por qué actuaba sola? ¿No se supone que esas misiones siempre van en equipo? Además dejas sola justamente a una mujer en un país en donde las que más riesgo corren son las féminas, si hubiese sido en un país europeo, ese detalle hubiera pasado a segundo término, pero no en uno africano.

Falta de Producción
Se supone que todo el mundo está en peligro y sólo te pasan que Sidney está siendo destruida junto con ¿Nueva York?, además de uno barcos que están sufriendo en alta mar y en el puerto.

Ahí sí se quedaron muy cortos, para todos los millones de USD que tenían, ¿qué tanto les costaba montar algunas maquetas de lugares representativos del mundo? O ¿Por lo menos? Ambientar más gente aterrorizada por la destrucción de Magneto, así como ambientaron el discurso de Xavier. Ese tipo de detalles hacen lucir a un filme o, al no tenerlos, lo acaban por perjudicar.

Apocalypse humanitario
¿En serio? ¿Mandar las armas al espacio? A ver, si ya vas a lanzar misiles nucleares ¿Por qué no lanzarlos unos a otros? Al final quieres que los mutantes más hábiles sobrevivan ¿Qué mejor poniéndolos a prueba con una guerra nuclear? ¿Tanto le interesa a Apocalypse la humanidad como para tomarse la molestia de desarmar al mundo? Detalle muy poco creíble o mal manejado.

¿A qué hora le elevaron el Poder a Magneto?
Una de dos: o soy poco observador o no pasaron cuando Apocalypse le eleva el poder a Magneto. Porque el primero sólo le dice “agáchate y siente el poder de la tierra” y de buenas a primera Magneto ya es más poderoso. Resulta que Erik era tan pendejo que no se había dado cuenta de su potencial. Por eso digo, o no pasaron cuando le subió el poder a Magneto o Apocalypse da muy buenos discursos de superación personal, y así convenció a Erik de incrementar su poder.

Quicksilver en donde menos sirve
Cuando llegaron a El Cairo, ¿no era más útil enviar a Quicksilver a liberar a Xavier? Nadie se lo hubiera impedido, es más, hasta le daba tiempo de rescatarlo y después llevar a Mystique a hablar con Magneto. Es más, le daba tiempo llevar a Mystique, rescatar a Xavier y regresar con Raven. Es más, Nightcrawler podía llevar a Raven en lo que Quicksilver rescataba a Xavier.

Ahora sé que ninguna de estas opciones hubiera sido emocionante, pero los guionistas hubieran planteado algo más creíble, porque el desaprovechar a Quicksilver de manera tan boba e ilógica no ayudó a su incongruente guion.

Havok muere por su propia mano
Ok, se supone que Havok muere en la explosión que él generó al atacar a Apocalypse, lo cual es realmente estúpido. Vamos por puntos.

Havok es inmune a su poder, de lo contrario ya hubiera muerto desde la primera vez que lo usó. Ahora, si me dicen que murió porque se le derrumbó el edificio encima, ¿por qué no lo rescató Quicksilver? ¿Por qué estaba cerca de la explosión? En muchas escenas Pietro pasó cerca de la explosión y rescató a más personas.

Otra cosa ilógica, si acabó agotado por destruir a Cerebro, ¿de dónde sacó tanto poder para destruir la mansión? ¡Ah! ¿Y un solo rayo destruyó toda la mansión? ¿Qué almacenaban? ¿Misiles en la cocina? Resulta ilógica la supuesta muerte de Havok y la destrucción de la Mansión X.

Pero bueno, siguiendo la lógica de los Comics, Havok no murió, alguien lo rescató al final, seguramente su padre Corsair, pero eso lo sabremos en futuras entregas.

Mystique ingenua
Claro Mystique, vas a rebanarle la cabeza a Apocalypse disfrazada como Psylocke; sí, seguramente eso lo va a detener. Aplaudí lo de Pietro que le dio sus buenos putazos, pero por lo menos él tiene el pretexto de ser súper veloz. Lo único que lograron los argumentistas es mostrar a Mystique como pendeja, tan ingenua como si hubiera intentado matar a un elefante con un matamoscas.

Magneto indultado
Destruyes medio mundo, con quien sabe cuántas pérdidas materiales y humanas, pero una declaración de una agente de la CIA, sin otro testigo oficial que la avalara, te exonera de todo delito. Claro, es muy lógico, llegas, haces tu desmadrito pero sé que eres un buen sujeto, así que te perdono todo lo que hiciste porque “estabas confundido”. ¡No mamen!

A ver, el mundo no funciona así, la humanidad se comporta más como los compañeros de Magneto en Polonia, no como los líderes mundiales al perdonar al Sr. Lehnsherr. Ahora resulta que unos acereros polacos son más crueles que las potencias mundiales. En verdad los guionistas de esta película creen que somos niños de cinco años.

Para terminar

            No sé qué le pasó a Bryan Singer, ya que la entrega pasada lo había hecho de manera fenomenal, pero ahora tuvo una regresión, una involución, un paso atrás. Este filme me recordó el estilo de los dos primeros de los X-Men, que no estuvieron mal, de hecho los disfrute bastante, pero las películas de los mutantes han ido evolucionando a lo largo de los 16 años que llevamos viéndolas y, para mí, esta entrega fue una mezcla entre esa esencia profunda, humana y hasta filosófica y el tono de las primeras películas. Y no por ello es mala, pero definitivamente no está a la altura de las últimas dos.

            Es factible que las dos anteriores también tuvieran muchos errores de continuidad, congruencia, lógica y/o sentido común pero, como salías tan satisfecho con el producto, ni te tomabas el tiempo para criticarla, sólo te dedicabas a alabarla. Como ésta tenía altas expectativas que no cumplió, las comparaciones o críticas no sólo son necesarias, sino inevitables.

            La obra tuvo destellos de lo que pretendían que fuera pero, estoy seguro, la ausencia de Matthew Vaughn se notó contra las dos entregas pasadas y, de paso, le dio en la madre porque no la acabaron de aterrizar. Sin duda la idea fue buena, todos los elementos necesarios para un gran filme estaban ahí, pero ahora sí se quedó corto el Señor Singer al momento de llevarlo a cabo.


            Ahora veremos cómo aprovechan a Mr. Sinister ya sea con Wolverine y/o Gambito, que son las películas de la Saga de Mutantes que se vienen en el futuro.

            A pesar de todas las críticas, y de los malos realizadores, seguiré siendo fan de los X-Men, y seguiré viendo sus películas porque, aunque he destrozado esta última, en el fondo me siguen dando mucho placer.


            Hebert Gutiérrez Morales.

No temer a la Muerte

"No es lo mismo no temerle a la Muerte que querer morirse" - Hebert Gutiérrez Morales.

jueves, 26 de mayo de 2016

Cerrando el Facebook (Here we go again)

            Ok, ok. Sé que mi relación con esta red social es inestable, pasional y totalmente bipolar pero algo es cierto: no acaba de cuajar. Así que aquí estoy, tras diez meses de haber regresado, cerrando nuevamente mi cuenta. Pero ahora voy a ser más mesurado: sólo diré un “Hasta luego” con la esperanza que se convierta en un “Hasta nunca”.

            Este escrito va a ser más breve que los tres anteriores dedicados a esta red social, ya que mucho de lo que pienso y de la forma de cómo funciona el Facebook (FB a partir de este momento) ya los expresé de forma detallada anteriormente.

            Hace un par de meses leí un estudio que indicaba que, de todos los contactos que tienes en FB, sólo a un 10% en realidad le importas, al resto los tienes de relleno o por “Status”, entendiendo la lógica del usuario que entre más “amigos” tienes, más popular y atractivo  resultas para tener una “amistad”. Por eso me es tan fácil dejar, nuevamente, dicha red social porque ese 10% los tengo contactados a través de otros medios o en vivo. Así que no necesito al FB para saber de la gente que me importa.

            En FB todos son, en teoría, tus “amigos”, por lo mismo hay cierta presión social “¿Viste lo que publiqué?” ó “¿Cómo no te enteraste que estaba embarazada? ¡Lo publiqué en FB!”. Al tenerse como amigos se espera cierta reciprocidad en que ambas partes vean lo que la otra publicó, sin importar que una de las partes publique puras pendejadas.

Esta dependencia me resulta incómodamente agobiante, y eso que en esta segunda etapa seguía a muy pocas personas. Pero, aunque no te guste, alguien con quien no tienes mucho contacto te pone un “Like” y te sientes obligado a darte una vueltecita por su muro a ver qué cosas ha compartido.

Justamente ese compromiso social es lo que no me acaba de acomodar del FB, algo que no pasa en mis otras redes. En Twitter y en Tumblr posteo y lo ve gente que ni conozco o no lo ve nadie en absoluto, no me importa si lo leen o no, de hecho la gran mayoría del tiempo, ni me entero si lo leen o no. Por lo mismo no tengo ninguna adicción a dichas redes, así que me sirven de medio de difusión sin tener que estar atento de ellas todo el tiempo.

También busco temas que me interesan, sin importar si conozco o no a los que los publican. En las mismas, de vez en cuando, te llegan a dar el equivalente a un “like” y lo agradeces, hasta llegas a ver quién es por curiosidad, pero no es algo que te quite el sueño o te creé el compromiso de darle un “like” de vuelta a alguna de sus publicaciones.

Como mencione antes en el mismo tema, las redes sociales son tan buenas o malas según el uso que les des. Mi personalidad es más acorde con el Twitter y el Tumblr, ya que ahí el asunto es más anónimo, ni siquiera uso mi nombre real y eres más libre, lees a quien quieras, sin compromisos. Si hay algo interesante, lo aplaudes y si hay basura, la ignoras, son redes que son tan productivas o nocivas como son tus intereses. En FB hay otra clase de sentimientos e intereses involucrados al tener a gente que conoces.

            Uno de los hechos que me llevo a tomar esta decisión fueron mis viajes recientes: Japón, Londres e Islandia, en donde sentía una especie de necesidad de publicar fotos y comentarios chistosos de dichos lugares, y si no lo hacía a tiempo me angustiaba “porque no me había reportado con el FB”

            Una actitud obsesionada por ver cuántos “Likes” conseguía, cuál era la foto más popular y qué comentarios generaba. Al final esa obsesión refleja anhelos inconscientes tipo “Quiéreme más” “Acéptame más” “¡Ve qué popular soy!” “¡Ámame!”. Aunque suene a chiste, no lo es.

            Tomé plena consciencia de esto en el tercer día en Londres, cuando me empezó a angustiar no subir las fotos diarias con los comentarios correspondientes, porque la gente no iba a ver lo bien que me lo pasé, ni los bellos lugares que conocí ni todo lo que aprendí “¡A la chingada!” pensé “Viajo para mí, para mi propio crecimiento y para mi disfrute, no para andar publicando fotos en el FB”, lo importante ya estaba conmigo: en mis recuerdos, experiencias, aprendizajes, en mis fotos y en mi ser, no era necesario que los demás se enteraran.
            

            Cuando el hecho de darle a conocer a los demás todo lo que viviste en lugar de estar agradecido y disfrutar lo que estás viviendo es que hay algo mal. Cuando te preocupas salir bien en una foto “Pa’l Face” en lugar de simplemente disfrutar tu momento, es que hay algo chueco, es que la importancia de los demás es mayor de lo que tú mismo sientes.

            Esa actitud de recopilar “Likes” de sentirte observado, aceptado, amado y bueno es embriagante, sentir tus 5 minutos de fama con tus contactos. Esa mugrosa, efímera e irrelevante aceptación externa que la buscamos con anhelo ante la falta de aceptación interna.

            Tenemos esa estúpida necesidad que los demás aprueben nuestra manera de pensar, de actuar, de ser y de expresarnos. FB con sus “Likes” y comentarios agudizan esa necesidad, porque los demás ven cómo otros nos “aceptan”, nos “aprecian” y nos “ven”.

            El ser visto fue la razón para reabrir mi cuenta hace unos meses: la promoción del blog. Hoy en día, es el mismo blog el que me ha liberado de dicha red social. Fue en Japón en donde me di cuenta que ya no me es tan vital que la gente lea mis escritos, por fin he aceptado que escribo por y para mí, por mi legado si lo quieren ver de manera más trascendental. Creo que me volví más egoísta, sí, increíblemente se puede ser más egoísta de lo que ya era.

            Sé que no soy famoso, ni me interesa serlo, solo quiero desahogar todo lo que tengo en la cabeza, para dejar huella de mi paso por este mundo. Ya si alguien me encuentra y resuena con mis ideas, será un gusto que también agradeceré.

            Obviamente mi ego exige que la mayor cantidad de personas conozcan mis escritos, sin importar que estén o no de acuerdo con mis ideas, sólo es esa necesidad de tener mayor proyección. Ahí entra mi lado misántropo “¿Y de qué me sirve que lo lean tantas personas que no me interesan?”.

            Sin embargo, no puedo anular del todo  mi ego (nadie puede vivir sin él), así que voy a seguir publicando en el blog porque si alguien gusta leerme. De hecho no sé si sea conveniente llamarlo blog, tal vez diario personal o registro de mi paso por este mundo sería más correcto.

            Con esa postura he dejado de necesitar el FB, porque ya tengo contacto por otros medios con los que me importan y están ahí, así que no me hace falta el mendigo FB para tener cerca a los que me interesan.

            Seguiré compartiendo mis escritos por medios más tranquilos, menos llamativos y menos eficientes (mail, Whatsapp, Twitter y Tumblr) pero no me importa que se reduzcan la cantidad de visitas.

            Si quiero ser relevante como escritor, debo escribir por y para mí, no para los demás, debo externar MIS ideas, no lo que los demás quieran leer o escuchar. Obviamente me gustaría publicar libros y alcanzar a millones de personas pero, para mí, trascender es alcanzar el alma de las personas (conocidas o desconocidas) y hacerlas enojar, reír, conmoverse y demás.

Mis escritos van a trascender si dan sentimientos y sensaciones auténticas a quienes que ni siquiera conozco, que agradezcan mis ideas o que me maldigan a la muerte, pero que les haga sentir algo, sin importar que sean millones o sólo un puñado.

Si sigo escribiendo para los demás, para ganar su aceptación, nunca voy a trascender, porque lo que ofrezca será igual que el resto de opciones, nunca seré diferente, original o creativo, y eso no lo lograré mientras dependa del resto.

            Por ese mismo motivo el FB tiene tanto éxito: el vicio por la validación social, algo que está muy extendido en nuestra cultura. Mientras siga con esa necesidad de aceptación externa, más lejos voy a estar de la interna y nunca voy a trascender como escritor.

            Es una utopía, sobre todo en este mundo que cada vez se vuelve más superficial, pero no deberíamos vivir sobre la base de la aceptación externa en vez de procurar la interna. Curiosamente, cuando logramos estar en paz con nuestro ser y somos felices con lo logrado, sin buscarlo, es cuando conseguimos mayor aceptación externa. Porque, entre más buscamos que los demás nos avalen, justamente logramos lo contrario. Llega a ser enfermiza dicha actitud de aceptación.

            En la era de tanto Reality, de tantas comunicaciones y pantallas, la necesidad humana por la atención se ha incrementado, lo cual nos hace querer llamar la atención por lo que sea. El FB es una herramienta ideal para satisfacer esa necesidad narcisista del humano moderno (siempre aclarando que “moderno” no es igual a “evolucionado” o “consciente”).

            El FB es una fuente de aceptación externa, por lo cual te encanta y te haces adicto a ella. Es probable que ahora que me asquea sea una etapa y vaya a encontrar argumentos futuros para regresar, mismos que disfrazaré de manera elegante para no admitir la codicia, ambición, necesidad de “Likes” aplausos, atención de otros porque no tendré suficiente con la propia.

            La vida sin FB es posible, tengo varias amistades que nunca han tenido una cuenta ni les interesa tenerla. De hecho, dicha red social no sirve para vivir, en realidad su función es reportar que vivimos: qué comemos, a dónde vamos, con quién estamos, qué sentimos y, sobre cualquier otra cosa, lo bien que nos la pasamos, para demostrarle a los demás lo felices que somos.

            El problema en este mundo de apariencias es que, más que serlo, importa más que los demás crean que eres feliz; es por ello que lo que reportes pesa más que lo que experimentas en sí.

¿Pero es tanta la necesidad de que nuestra existencia sea validada a través de los demás? ¿Qué nos espejeen y confirmen que existimos?

Recuerdo un episodio de “Dimensión Desconocida” (¡Ah! ¡Pero qué buen programa!), en el cual un tipo había cometido un delito y su condena era ser ignorado durante un año por toda la sociedad. Él podía hacer lo que quisiera dentro de la ley: alimentarse, bañarse, transportarse y demás; mantenía sus pertenencias y su puesto lo iba a tener de vuelta al término del año. Uno pensaría “Pues eso es preferible a que te priven de tu libertad” pero la angustia que sintió al ser ignorado por toda la Sociedad casi le hacen perder la cordura.

El humano siempre tiene esa necesidad de ser reconocido por sus congéneres, por quienes los rodean. Puedo darme el lujo de cerrar el FB porque tengo mucha atención en el mundo real, más de la que me gustaría, por eso no me es tan vital, sin embargo, para algunos sería la muerte dejarlo.

Al final no soy tan diferente que el resto, porque mantengo el Twitter, el Whatsapp y el Tumblr en el mundo virtual, además de la exposición que me da el blog que, a fin de cuentas, también me atrae atención. Entonces ¿Por qué sólo cerrar el FB? Por sus características. El FB incrementa esa necesidad de aceptación externa, eres visto y miras de vuelta por gente que (me gustaría suponer) conoces, así que es importante para ti demostrarles que existes y que llevas una vida interesante.

            Por hoy, ya no me sirve el FB, no puedo hablar por el mañana, porque es factible que mi retorcido inconsciente encuentre la manera de justificar una tercer etapa (ojala que no). Además esta red social es tan importante en la realidad actual que ya es el cuarto escrito que le dedico, me imagino que si cerrara Twitter o Tumblr, ni siquiera lo mencionaría, ya no digamos dedicarle siquiera un ensayo (mucho menos cuatro).


Tal vez, algún día, cuando controle mi ego, pueda regresar a FB y tener una relación más sana (como la que tengo con Twitter y Tumblr). Aunque, pensándolo bien, al tener este tipo de personalidad, en que me agobio rápidamente con las personas, tanto en la realidad como en el mundo virtual, no creo que sea buena idea. Lo veo porque luego hay gente que quiere chatear conmigo en el Whatsapp pero (casi) nunca tengo tiempo o interés en llevar esa conversación.

Viéndolo desde esa perspectiva, es muy factible que no regrese y espero, de todo corazón, así sea.

Hebert Gutiérrez Morales.